En el atelier de Helena Mareque

Las que lleváis leyéndome tiempo sabéis que Helena Mareque siempre ha sido de mis diseñadoras preferidas, así que cuando Álvaro me pidió matrimonio fue lo primero que tenía claro, mi primera visita seria a su atelier.

Todo el mundo me decía que me fuera a probar vestidos de novia de diferentes formas para ver lo que realmente me gustaba o favorecía antes de decidirme por ella, pensaba tonterías, si no hay ningún vestido de ella que no me guste, si su estilo es el que busco… ¿por qué dar más vueltas?

El día que fui por primera vez al atelier estaba nerviosa, como la que va a un examen o a una cita súper importante, bueno es que realmente lo era.

Cuando entré por la puerta con mi madre, Helena y sus adoradas gatitas Ayala y Lola, nos recibieron y a partir de ahí todo fue coser y cantar.

Helena me preguntó cómo me imaginaba de novia y cómo sería mi boda, eso lo tenía claro: quería ser una novia con manga larga,” lo sé me caso a finales de junio”, le dije, por eso necesito unas mangas especiales, además me gustaría la espalda abierta (las espaldas de Helena son mi debilidad), algo elegante y con algún toque diferente, el resto lo dejé en sus manos, bueno en realidad todo.

Salí del atelier feliz, habíamos tenido buena química con Helena y por supuesto ella firmaría mi vestido de novia.

Después de decidirlo fui a cogerme medidas y allí estaba el boceto de mi vestido, me encantó, el consejo de Helena fue que la primera prueba era la menos ‘atractiva’, y es que es el momento de probarse la tual, (para las que no lo sepáis es una tela de algodón en la que se corta la base de lo que será tu vestido  y sobre ella se asienta bien el patrón sobre el cuerpo para cortar sobre la tela definitiva de tu vestido. (De la prueba de la tual prefiero no enseñaros fotos :))

Con un poco de miedo llegué a la prueba, sola, sí, creo que no me perdonaré haberlo hecho así, porque salí un poco dudosa. Lo que había me encantaba pero no llegaba a ver cómo sería mi vestido (algo normal en todas las novias con la tual), sin embargo me llené de positividad, y me dije Helena me va a hacer el vestido de mis sueños, y así fue. A la siguiente prueba ya estaba cortado lo que sería la base de mi vestido… y qué queréis que os diga a partir de ahí todo fue sobre ruedas ¡no quería que acabaran las pruebas porque no quería quitarme mi vestido! La primera prueba fue en diciembre y la siguiente ya en marzo, luego hubo tres más.

Sobre esa base fuímos trabajando lo que sería mi vestido de novia, el escote de la espalda un poco más bajo y redondeado, las mangas llevarían en principio unos encajes haciendo rombo, pero luego lo cambiamos a algo más sutil para no cargar el vestido ya que el cuerpo, la cola y la espalda estarían salpicados de florecitas.

El resto de pruebas fueron perfectas fuimos modelando poco a poco, y en la penúltima, cuando ya había decidido que no llevaría velo, le enseñé a Helena los zapatos verdes Valentino que había elegido y de repente ella apareció con el precioso velo de color verde agua del que me quedé enamorada, y no me lo pensé, estaba encantada y mi madre ni os cuento.

 

La última prueba me la hice con mucha pena, no quería que terminara, las visitas al atelier de Helena se acababan, y ya no me pondría mi vestido hasta una semana después, el 27 de junio, mi boda. Ese día aun tenía dudas de cómo llevaría el pelo.

 

 

Os seguiré contando los preparativos de mi boda y prometo que no tardaré, este verano ha sido un poco locura.

Gracias a todas las que en Instagram me seguís y me pedís que os cuente detalles de mi boda, espero que os haya gustado, pronto tendré todas las fotos y os podré enseñar más.

Besos

Lola

10 Comments

  1. Buah Lola, bestial (de guapa, me refiero)…. No conocía a Helena Mareque hasta tu boda, y luego he visto que un par de conocidas la han elegido para su vestido, y me ha impresionado muchísimo.
    Me encanta tu escote de la espalda, y lo del velo es espectacular…
    Nunca he ido a una prueba de vestido de novia (de hecho mi mejor amiga se casa el 3 de octubre y sólo sus hermanas han ido a la prueba), que bonito tiene que ser… Sé que si alguna vez me caso, mi madre vendría si o si, así que imagino la ilusión que le haría a tu madre.
    Por cierto Lola, sigues haciendo “consultas” para el rincón de moda? Quería tu ayuda de experta en bodas para mi look de invitada…
    Un saludo 🙂

    Reply
  2. Hola Lola te sigo desde hace muuuucho tiempo (inicios Rincón de Moda) y me ha encantado verte tan feliz en tu boda 🙂

    Me encantan las espaldas abiertas como a ti, pero me entra una duda …como hiciste para sujetar bien el pecho y estar cómoda toda la boda, saltar, bailar, etc ……

    Gracias y felicidades por la boda.

    Reply
    • Muchas gracias guapa!!!
      Pues Helena me recomendó una corsetería y llevaba un body con la espalda muy baja, el pecho iba bien sujero e iba súper cómoda 🙂

      Besoss

      Reply
      • Lola podrías decirme a donde dirigirme ó marca para poder localizar algo similar, estoy en proceso de mi vestido (sigo sin encontrar el mío :____)
        y he descartado muchos que me gustaban de espalda abierta por ese tema.
        Muuuuchas gracias,

        Reply

Leave a Comment.