Sueño de una noche de verano

Así llamó una amiga mía a una de la múltiples fotos que la noche del 27 de junio, el día de nuestra boda, aparecía en Facebook, y no pudo haber, para mi, un título mejor para definir este día.

Fue un día increíble que os contaré a la vuelta de mi viaje de novios, ahora os escribo desde Tokio con una sonrisa que será difícil de borrar.

Gracias a todos los que hicisteis posible el gran día, gracias por darlo todo, por vuestro cariño, por vuestra ayuda, por estar siempre ahí, por querernos…

Os dejo una foto que refleja mi estado, esa sonrisa lleva ahí casi 11 años y espero que no se borre nunca, él es el culpable.

6 Comments

Leave a Comment.