Cuatro canciones para la ceremonia

Ya estoy de vuelta de mi luna de miel, y solo puedo decir que no se me va la sonrisa de la cara. El 27 de junio fue uno de los días más felices, no diré de mi vida porque suena a tópico, y porque me quedan los mejores momentos por vivir, pero fue un día increíblemente especial, creo que no podrías explicar con palabras la sensación que casi un mes después de la boda tengo.

Os iré contando todos los detalles de la boda, poco a poco, aunque ahora mismo no sé ni por dónde empezar, sin embargo hoy en casa, Álvaro y yo de repente hemos oído una de las canciones que sonó en nuestra preciosa ceremonia, porque fue preciosa, y nos hemos puesto a recordar lo especial que fue el momento en el que nuestros amigos hablaban de nosotros, de nuestra relación, de él, que es lo mejor que me ha podido pasar en la vida… hubo lágrimas de casi todos los invitados ¡no me lo podía creer! Fue emotivo, no, lo siguiente, yo que soy dura como una piedra, solté lagrimas desde el primer momento… eso es ¡FE-LI-CI-DAD! Por eso he decidido empezar por aquí, por la música de nuestra ceremonia.

11108515_529218790563454_2530136430149444754_n

Como ya os conté en alguna ocasión nuestra ceremonia fue civil en la Hacienda Santa Rosa en Córdoba donde celebramos la boda, era una de mis máximas preocupaciones, nunca había ido a una ceremonia civil en Córdoba, me preocupaba la puesta en escena, por  ello conté con las mejores wedding planners con La Colombine, pero eso os lo contaré en otro post, y me preocupaba sobre todo la música.

La música ha sido protagonista en nuestra relación, yo era de escuchar Los 40 y a mi amado Alejandro Sanz, y de repente llegó él enseñandome a The Doors, The Strokes, The Smiths, The Libertines… e infinidad de grupos completamente desconocidos para mi, y de repente me vi un día pegando saltos en un concierto de Interpol… dicho esto, en nuestra ceremonia, como no podía ser de otra manera, la música como imaginaréis me preocupaba.

En la iglesia todo es fácil, hay varias canciones ya predefinidas, las eliges y ya, pero en la civil ¿qué íbamos a poner nosotros? Lo tuvimos claro habría CUATRO canciones, para cuatro momentos importantes:

  1. La entrada de Álvaro con su madre
  2. Mi entrada con mi padre
  3. La entrega de anillos
  4. La salida una vez casados

Lo complicado era elegir las canciones adecuadas, y por supuesto ese cometido se lo dejé a él, aunque consensuado conmigo, como hemos hecho con todos o casi todos los preparativos de la boda.

Después de darle vueltas, escuchar muchas canciones, y cuando digo muchas, son muchas estas fueron las elegidas… cada vez que las oigo se me pone la piel de gallina…. eso es buena señal 🙂

1.- Mumford&Sons fue el grupo elegido por Álvaro para entrar del brazo con su madre, la canción ‘Sigh no More’, una que me conquistó con esta frase: ‘Love it will not betray you, dismay or enslave you, it will set you free’, aquí os la dejo. ¡Disfrutadla!

 

2.- La elección de la canción con la que entraría con mi padre fue súper complicada, quería una alegre, bonita, emotiva… había mil, y esas mil las escuché, me gustaban muchísimas, que luego dejamos para los anillos y para la salida, pero fue escuchar de nuevo la banda sonora de la peli ‘La vida es bella‘ de Nicola Piovani y se me puso la piel de gallina, fue sin darme cuenta, pero eso significó que algo se movió dentro de mi, aunque suene ñoño pero fue así, por lo que fue la elegida, y eso que no quería ninguna típica, pero después de esta ninguna me pareció más apropiada.

 

 

3.- Jamás pensé que en la ceremonia sonaría Bob Dylan, no me preguntéis por qué, me gusta pero no soy fanática, sin embargo fue oir ‘Blowin’ in the Wind‘ y me quedé en bucle escuchándola, para ir a trabajar, en el metro, en la ducha… tenía que formar parte del gran día, y así lo hizo. En la entrega de anillos, entre risas, abrazos, más risas, y besos, Bob estuvo ahí.

 

4.- La canción con la que terminaría la ceremonia tenía que ser alegre, diferente, bonita… era un día feliz y después de la ceremonia tocaba celebrar, así que Billy Joel y su ‘Piano Man’ sonó en Córdoba fuerte para celebrar que todo había salido perfecto, que estábamos felices, que eramos marido y mujer, que nuestras familias y amigos lloraban y reían de felicidad, y que quedaba un día redondo para celebrar nuestros casi 11 años de amistad y de amor.

 

 

¡Espero que os haya gustado y que os sirva de ayuda para las que tengáis que elegir música para la boda civil!

Besos

7 Comments

  1. que bonito!! Una amiga se casa en octubre y sé que ella también planea poner varias canciones en diferentes momentos… pero no me quiere decir nada! quiere que todo sea sorpresa. jejejeje
    por cierto! muy buena mezcla de vuestras musicas, Sanz, strokes y más indie… mola! 🙂

    Reply
  2. Me encantan todas las canciones elegidas, tuvo que ser una ceremonia muy emotiva, pero dentro de tus canciones echo en falta la que para mi es la mas importante el momento del primer baile como marido y mujer! Que canción bailasteis? Un beso

    Reply

Leave a Comment.