Y por fin llegó el anillo que traía la proposición de verdad…

Hoy os voy a contar un poquito más acerca de mi boda, solo algún detallito que el otro día lo dije entre líneas… y sí, lo sé, se merecía un post, pero no sé por qué después de todo el tiempo que llevo en el mundo de las bodas ¡me dio vergüenza contar que me caso! Así es, pero bueno os iré contando todas las cosillas que pueda y que me deje mi querido y futuro esposo que no es muy amigo de las redes jeje

Nunca pensé que acabaría con un anillo de compromiso, y ni muchísimo menos con este de estilo retro que me ha robado el corazón y que no puedo parar de mirar. Mi novio, con el que hago ya 10 años este verano, no es muy de tradiciones, no quería regalarme un anillo ni el típico ni el no típico, es así de cabezón… yo le decía ¡aunque sea uno de Zara, pero quiero el símbolo! jajaa, pero nada no había manera…

Durante todo este tiempo me he encontrado con anillos hechos de diferentes materiales: el clásico de servilleta, con una goma del pelo, con alguna gominola… todo de risas, pero nunca llegaba el real… O por lo menos el que traía la proposición de verdad…

anillo-retro

Hasta que de repente un día, sin muchas historias, en nuestro día a día, con nuestras risas de siempre (no todo el mundo puede decir que su novi@ después de 10 años le haga reir como el primer día) apareció sin decir un palabra, me plantó el anillo delante de mi cara, nos reímos como niños pequeños y hasta hoy... ya ha pasado un mes desde que pasó.

A muchos les parece una historia pésima, otros esperan un viaje a Roma, Berlín o a la conchinchina, otros una cena romántica en un restaurante de lujo, y yo sin embargo conociéndole, conociéndome, no esperaba nada más y nada menos que como fue, y lo recordaré siempre, de eso se trata no?

anillo-lola

Evidentemente no critico otras pedidas de mano con viajes organizados con todo el cariño, o sorpresas diferentes, todas son válidas y cada pareja es un mundo, pero a veces, no hace falta comerse el tarro y las cosas más sencillas son las mejores.

¿Qué os parece mi anillo de compromiso y mi pedida? 🙂

Seguiré informando sobre mi boda…

11 Comments

  1. Es preciosísimo!! ¿de dónde es? ¡qué buen gusto! he visto auténticos anillos feos en mis amigas este me gusta muchísimo…

    Reply
  2. ¡PRE-CI-O-SO! Me encanta el anillo, no pensé que fuera que el que te había dado él, lo que me hace pensar que tiene el mismo buen gusto que tú, lo cual es excelente.
    La pedida me pareció (como ya dijeron) espontánea y linda, sí, quizá no hubo mucho alboroto, pero el sentimiento y las emociones estaban igualmente a flor de piel, o no?.
    Me da muchísimo gusto por ti Lola.
    ¡Un abrazo desde México!

    Reply
  3. Te sigo desde hace muchoo en el rincon de moda primero y luego en bodaclik mi enhorabuena x la boda, los preparativos son una etapa preciosa!! Me caso en dos meses y yo también hice las carpetas de fotos y estaba desbordada de ideas, es muy bonito todo y pasa volando el año, disfrútalo!! Ah mi novio tb es un friki como el tuyo ( como tu dices) no le gustan las redes y tb después de 12 años la pedida fue super natural, con lo cual preciosa!! Aunque me case es un mundo que me apasiona te seguiré los pasos como hasta ahora! Enhorabuena de nuevo!

    Reply
  4. Me parece precioso!!! Me encanta, qué buen gusto tiene tu chico, la verdad. Yo a veces creo que vivimos demasiado influenciados de las películas o las celebrities, buscando la magia en París o donde sea (todo respetable), pero quizás tu esa magia ya la tienes en casa 😉

    Reply
  5. Me encanta tu anillo de pedida. Es ideal. Vuestra pedida fue natural, sin artificios en vuestro hogar y por sorpresa. No hay nada mejor.

    Reply

Leave a Comment.