Rosas de pitiminí, mi última obsesión

Trabajar en el mundo de las bodas me crea necesidades y sobre todo muuuuchas obsesiones, imagino que a las que no os habéis casado como yo os pasa lo mismo, y a las que ya os habéis casado también, pero es que hay cosas tan ideales hoy día para casarse que es inevitable. Pues bien mi última obsesión son las rosas de pitiminí, sobre todo en los ramos de novia, y eso que nunca he sido de rosas, pero como le digo a mi mejor amiga… en las bodas de repente aparece algo ideal y resulta que tiene algo que siempre has tachado en tu lista de ‘para mi boda’. ¿No os ha pasado?

Las rosas de pitiminí son delicadas, sencillas y tienen un nombre que a mi por lo menos me hace gracia y me resulta familiar, creo que mi abuela me decía a veces algo con pitiminí :). Su nombre es francés viene de petit (pequeño) y mini (menudo), y cada tallo está lleno de mini rosas o capullos.

Las hay de múltiples colores, pero yo siempre las he visto en las diferentes tonalidades que tiene el rosa, y me parecen que dan un toque romántico precioso, aunque depende de con qué flor la combine puede quedar un ramo más vintage, silvestre, elegante.

Me gustan combinadas con paniculada, peonías, craspedias, margaritas…, así que si no tenías pensado cómo será tu ramo de novia ¡esta puede ser una buena opción! ¿No te parece?

¡Feliz finde y Felicidades a todas las que vayáis a dar el sí quiero!

Flores silvestres para tu ramo

Ramos de novia de color blanco

Las mejores ideas para tu ramo de novia

 

 

Leave a Comment.