Velo en la cara, ¡por favor!

Todo en la moda vuelve, y en la nupcial también. Cada vez son más las novias veladas, o con el velo en la cara, y es algo que me encanta, y eso que no soy yo mucho de velo, pero me parece súper elegante, aunque creo que es difícil de llevar, por eso hay que tener mucho cuidado con la elección del velo, y qué tipo de vestido y novia lo va a llevar.

Las novias de los años 50 y 60 llevaban siempre un velo largo por delante y por detrás que cubría toda la cara, el padrino recorría la iglesia con la novia velada del brazo, como si fuera un secreto que solo el marido podía ver una vez que el sacerdote pronunciaba las palabras de: ‘puede besar a la novia’, y el novio lo levantaba y la besaba. Con el paso del tiempo la tradición cambió, imaginamos que por estética y comodidad y el padrino al entregar al novio a su hija le quitaba el velo para disfrutar de la ceremonia. ¡Románnnntico!

Seguramente si tenéis fotos de vuestras abuelas, e incluso de vuestras madres más de una tiene una imagen saliendo del coche con su velo cubriendo la cara. Pues bien parece que esta tradición ha vuelto, hemos visto a Kate Moss, Kate Middelton, Charlene de Mónaco,… entre otras, y en ellas como que es normal verlo, pero en novias de a pie, a mi me resulta raro, bueno me resultaba, ahora cada vez estoy acostumbrada a ver más ¿os gusta esta tendencia?

 

Foto: Click 10

0 Comments

Leave a Comment.